Si quieres darle uso a un mueble antiguo que has heredado pero cuyo interior está tan deteriorado que no sabes que hacer con el esta idea te va a ser de mucha utilidad. Se trata de forrar el interior de un mueble con papel pintado (puedes utilizar trozos sobrantes de empapelar), de esta forma el fondo dañado quedará como nuevo.

interior armario forrado con papel decorativo

Materiales:

– Papel pintado decorativo (preferiblemente papel vinílico)
– Adhesivo especial para papel pintado
– Metro
– Tijeras

Paso a paso:

1. Toma las medidas de la superficie que quieres cubrir, en este caso que vemos en la imagen el interior de un pequeño mueble lacado en blanco pero también te puedes atrever a forrar la puerta de un armario o los cajones de una cómoda.

2. Corta el papel decorativo con las medidas que has tomado anteriormente.

3. Empapela el interior del armario con el papel pintado utilizando el adhesivo especial para papel pintado y deja secar.

Como veis en la imagen el secreto es combinar el papel pintado con la decoración de la estancia donde se ubicará mueble. En este caso los complementos (platos y tazas de porcelana decorada) juegan con el motivo del papel decorativo, el resultado es encantador.