Las flores secas nos permiten disfrutar de la belleza y colorido de las flores en nuestro hogar durante todo el año y lo mejor de todo es que no tenemos que preocuparnos de cambiarles el agua ni de que marchiten. Para secar flores existen diferentes métodos, como son el secado al aire, prensado, gel de sílice, glicerina, microondas. En el artículo de hoy vamos a aprender a secar flores con el método del secado al aire.

método para el secado de flores

Necesitas:

– Flores variadas (amapolas, lavanda, arañuelas, artemisas, etc.)
– Bandas elásticas

Proceso secado al aire para flores:

1. Para que nuestro ramo de flores secas quede perfecto el primer paso que vamos a realizar consiste en eliminar las hojas del tercio inferior del tallo así como las hojas dañadas o de peor aspecto.

2. Formamos ramilletes de 5 a 10 flores dispuestas escalonadamente, es decir, unas más altas que otras con el fin de que se sequen mejor.

3. Atamos los ramilletes con una banda elástica.

4. A continuación las colgamos boca abajo en algún sitio ventilado y donde no les de directamente la luz del sol. Para colgarlas podemos utilizar una percha, viga, celosía, etc.

5. Aproximadamente 3 semanas después ya estarán listas las flores pero antes de descolgarlas las comprobaremos. Si los pétalos están quebradizos al tacto significa que el proceso de secado ya ha terminado.

Importante:

El mejor momento para recoger flores para secar es cuando se están empezando a abrir los capullos. Cuando las recolectemos tenemos que tener cuidado de no cogerlas con rocío ya que, al estar mojadas, se echarán a perder.

Dependiendo del tipo de flor, se pierde más o menos su forma o se arruga un poco. También suelen oscurecerse.
centro de mesa flores secas