Muchas mamás de niños pequeños confiesan estar cansadas de que sus hijos pinten garabatos en paredes, muebles e incluso en el sofá de casa. Para evitar que tus hijos continúen haciendo de las suyas donde no deben aquí te proponemos una magnífica solución con las que todos (padres y niños) estaréis encantados. Se trata de convertir una pared en pizarra ¿cómo? muy sencillo, pintando con pintura pizarra bien una pared entera o solo un trozo, en el caso de la fotografía se ha pintado el zócalo solamente por lo que la mitad superior de la pared puede conservar su aspecto original. Esta idea también la puedes trasladar a otras estancias de la casa como la cocina o la sala de estudio donde también te será muy práctica. Vamos a mostraros ahora como se consigue una pizarra en la pared.

zócalo pizarra en cuarto infantil

Materiales:

– Pintura pizarra
– Un rodillo de acabado fino

Instrucciones:

Para empezar vamos a elegir el lugar que vamos a pintar con pintura pizarra, preferiblemente debe ser una pared lisa ya que no está aconsejado pintar sobre gotelé u otros acabados con textura.

A la hora de pintar utiliza un rodillo ya que estos dejan un acabado más limpio que si usamos brochas o pinceles. Después de la primera capa deja secar al menos 3 horas antes de aplicar la segunda capa, así hasta la tercera capa.

Una vez hayas terminado de aplicar la pintura deja secar durante aproximadamente una semana hasta que la superficie se endurezca y este lista para que tus hijos den rienda suelta a su imaginación.